fbpx CDO: Se buscan líderes digitales | SG Buzz

CDO: Se buscan líderes digitales

Publicado en

Autor

Una de las preguntas clave que la alta dirección se hace al emprender una iniciativa de transformación digital es: ¿quién debe liderar el viaje hacia la innovación? En muchas organizaciones, la respuesta se ha materializado en un nuevo rol corporativo: el director de Digitalización, o Chief Digital Officer (CDO), a quien se le encomienda concretar la evolución innovadora del negocio.

Por la sustancia digital del cargo, que exige una sólida competencia tecnológica en temas como IoT, Big Data, movilidad, entre otras, se asume que el CIO es un candidato ideal para dirigir una iniciativa de transformación digital. Sin embargo, de acuerdo con encuestas entre corporaciones globales, sólo el 35% de los CIO dirigirá la transformación digital de sus organizaciones. Estos especialistas también deben afrontar una pregunta, al parecer, sin respuesta sencilla: “¿Y por qué yo no?”.

CDO: una evolución posible para el experto TI

En la elección de un líder para dirigir la transformación digital, según los expertos, la mayoría de los CIO pierde la oportunidad por la misma razón: no logran demostrar de forma contundente que su habilidad tecnológica está firmemente alineada a los valores de negocio. Por ejemplo, los CIO pueden proyectar un gran conocimiento sobre IoT, pero pierden confianza ante cuestionamientos que un CDO debería responder: ¿qué significará IoT para la experiencia del cliente?, ¿esta innovación generará nuevas oportunidades o líneas de negocio?, ¿tendrá un efecto negativo en una oferta?, ¿cómo influirá IoT en la estrategia de ventas y mercadotecnia?

En ese sentido, en el marco de una transformación digital, el CDO entiende qué necesita cambiar, por qué debe hacerlo y cuál será la repercusión de negocio, mientras que el CIO se concentra en cómo realizar la modificación.    

No obstante, un líder del área de Tecnología o Sistemas puede tomar las riendas de una iniciativa digital si cambia su enfoque y desarrolla nuevas capacidades. Entre otros aspectos, debería poner atención a:

  • Mejorar la comunicación con los líderes de negocio. En sus diálogos con otros gerentes y directivos es necesario reducir el uso de palabras como “algoritmo”, “protocolo” o “zettabytes”, y privilegiar conceptos como “trayecto del cliente”, “ventas multicanal” y “experiencia del usuario”, entre otros. Esto implica una nueva actitud y enfoque: no sólo pensar en el costo, la implementación y la gestión de la innovación, sino en cómo utilizarla para alcanzar metas de negocio que generan valor a la empresa.

  • Definir nuevos parámetros de colaboración. Dado su foco y experiencia en la operación, los CIO tienden a hablar y pensar en escala de “proyectos”. Hoy, la prioridad es interactuar con los distintos departamentos empresariales, entender sus objetivos y plantear “resultados de negocios”. El CDO es un habilitador de capacidades, no un gestor de tareas. Los mejores CDO detectan las necesidades de las áreas corporativas, incluso antes de que éstas las reconozcan.

  • Nueva escala de valores. En la dinámica de su equipo de trabajo original, el departamento de Sistemas o Tecnología, el CIO debe inculcar una cultura de la velocidad, la agilidad y el foco en el cliente. Esto creará una mentalidad “de CDO” entre los especialistas técnicos, lo que enriquecerá su visión de la empresa, la toma de decisión y el liderazgo.

  • Colaboración multidisciplinaria. En su camino a la posición de CDO, un líder tecnológico hará bien en acostumbrarse a trabajar con especialistas en ventas, mercadotecnia, logística, administración, producción, redes sociales, atención al cliente, etc. Sumar la perspectiva de estos colaboradores, en las metas de TI, fortalece la capacidad de análisis y ejecución de un CDO.

Más allá de estos aspectos, para asumir el timón de una transformación digital, los CIO deben superar un gran desafío. En muchas ocasiones, abrumados por las tareas operativas de TI que deben atender todos los días, los CIO no tienen tiempo para desarrollar la visión, la creatividad y las capacidades que exige el rol de CDO.

En este aspecto,soluciones de software para infraestructura, automatización, desarrollo y gestión de nube entre mucha más, facilitan la administración y operación de la infraestructura de TI existente, y habilitan el camino a tecnologías emergentes. Ambas capacidades, permiten que el líder de TI se concentre en la transformación innovadora del negocio, y tome mucho menos tiempo en tareas operativas.

Un CIO que se compromete con una nueva visión y el desarrollo de nuevas habilidades, sin lugar a dudas, puede ponerse al frente de una transformación digital, la transformación de la organización hacia el futuro de un negocio que evoluciona.

 

Bio

Olivia Salas es Directora de Marketing de Red Hat México.